CEOE y Cámara Cantabria acuerdan trabajar juntos en torno a Cantabria 2030

2030

Durante las últimas semanas se han desarrollado diversas reuniones entre Cámara Cantabria y CEOE-Cepyme Cantabria, en las que han participado los presidentes Modesto Piñeiro y Enrique Conde y se ha puesto de manifiesto la situación de la región y las vías para la recuperación de la economía cántabra. En el desarrollo de estos contactos se ha evidenciado una coincidencia en el diagnóstico de la situación de la región y, al mismo tiempo, en la voluntad por llevar a cabo un planteamiento común sobre el futuro de Cantabria y el papel decisivo que las empresas y autónomos tienen en él.

Ambas instituciones han identificado el Proyecto Cantabria 2030 como una herramienta muy útil para enfocar el cambio que propicie la recuperación del tejido productivo. La unión con varias iniciativas en las que también trabaja Cámara Cantabria desde hace tiempo, como son Competitividad, Dimensión Empresarial y Emprendimiento, va a producir unas sinergias que permitirán ser más eficaces para las empresas de nuestra Comunidad.

Como mentor de la palanca de Innovación y Digitalización, Carlos Recio presentó las oportunidades que tiene la región para desarrollar las capacidades de I+D+i de la región en la estimulación de la empleabilidad de nuevas tecnologías.

Por su parte Francisco Zunzunegui, mentor de la palanca de Talento y Personas, presentó la Red de Talento en el extranjero y los acuerdos entre universidades y empresas que se han alcanzado desde Cantabria 2030.

Por último, desde la palanca de Emprendimiento, Crecimiento Empresarial y Startups, con Carlos Hazas a la cabeza, se establecieron puntos de cooperación entre las dos entidades para empujar y acelerar proyectos e iniciativas empresariales.

Para ambas instituciones, “el planteamiento y el desarrollo del proyecto Cantabria 2030 de CEOE CEPYME y los objetivos y proyectos de Cámara Cantabria están alineados con las prioridades que están marcando Europa y el gobierno de España para la salida de la crisis. Por ello, profundizar en su convergencia, sumando a todas las instituciones de nuestra Comunidad, es no solo un acierto sino también una garantía adicional de éxito. Presentarnos unidos y con proyectos comunes nos da más fuerza y afianza, al mismo tiempo, el papel vital de los empresarios en la recuperación económica y en el futuro de Cantabria. Somos un contrapeso muy necesario en la acción de los poderes públicos”.